martes, 28 de agosto de 2012

¿iPhone 5 o Galaxy S 3 (Android 4)?

En estos días empieza la calentura de obtener el nuevo iPhone 5.  Chismes no oficiales dicen que ya están listos para salir el 12 de septiembre, que ahora que se han filtrado fotos de la línea de ensamblaje del tan anhelado smartphone, dudo que Apple vaya a dejarnos esperando mucho más tiempo.
 
Hablando de equipos de Apple me había reservado a usar sólo iPods, y fue un iPod touch el que me convenció de comprarme el iPhone 4.  Si con un iPod podía hacer todo lo que se podía hacer con el iPhone 4 era el teléfono ideal.  Y así fue... una pieza de arte, que dificilmente falla con acceso a miles de aplicaciones, me atrevo a aseverar que hay para cualquier aplicación en la vida diaria.
 
Antes de éste tuve un Android HTC Tattoo. Un equipo con mucha funcionalidad pero que hace dos años tenía un escaso acceso a aplicaciones, al menos en México.
 
¿Qué hace que un iPhone falle menos que un Android?, ¿Mayor calidad en sus componentes?, ¿Los programadores tienen más experiencia? NO.  La respuesta es sencilla.  El éxito de la estabilidad de los productos Apple es que hay pocos modelos de cada producto. Cuando con Windows o Linux hay, literalmente, cientos si no es que miles de modelos de Laptops, de MacBook Pro hay 5 modelos.  Un paraíso para los desarrolladores. Lo mismo pasa con el Iphone.  El desarrollador con 3 iPhones(3, 4, y 4s) ya tiene su kit de pruebas, cuando en Android hay variaciones desde el sistema operativo, ya que cada fabricante puede tener su propia versión, y ya no hablemos de hardware cada equipo es distinto, y con ésto un desarrollador confiable tiene que tener al menos 10 equipos diferentes con el fin de tener un buen test de pruebas.
 
La duda me surgió cuando compré mi tablet Asus Transformer con Android 4.  Simplemente la forma de trabajar de ésta es excelente. Puedo personalizarla con contenidos dinámicos y el acceso a aplicaciones hoy en día es tan bueno como el Apple Store, debido a que no sólo Google tiene su tienda de aplicaciones(Play Store), ya hay una competencia entre fabricantes de equipos,  Amazon y muchos otros para ofrecer aplicaciones, inclusive uno puede hacer una aplicación para Android y publicarla directamente en su página.
 
Con ésto y la finalización de el plazo forzoso de mi contrato de mi servicio celular, me dediqué a buscar el candidato ideal para reemplazar a mi iPhone 4.  Llegué a dos opciones... la obvia el iPhone 5 que con su secrecía todavía no conocemos sus nuevas funciones pero sé que todo el dinero invertido en aplicaciones seguirá siendo útil. La otra opción fue fácil encontrarla, el nuevo Galaxy S III: un Android con muchas funciones aplicables a la vida diaria que nos hacía falta en un smartphone como reconocimiento facial para etiquetar automaticamente a tus contactos en redes sociales, sensibilidad para darte las alertas que surgieron en tu ausencia al tener contacto nuevamente con el equipo, una cámara de 8 Mega pixeles de rápido acceso que al tomar una foto en realidad puede tomar hasta 20 para que escogas la mejor, un diseño ligero y ergonómico, una pantalla que no se duerme mientras lo estés viendo, asistente de voz en español (Siri en iPhone), entre muchas otras funciones.
 
La espera para el iPhone 5 es de un par de semanas... siendo sincero, si voy a esperar, sin embargo el Galaxy no lo descarto si el gigante de la manzana no nos sorprende.
 
Soy Alex Orosa
@aorosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada